Toca cambiar el colchón: ¿cómo elegir uno nuevo?

Tener un descanso renovador no es una cuestión solo de confort, sino también de salud.
Solucionar los problemas de espalda y lograr un buen descanso mejoran el bienestar e incluso
aumenta el buen humor durante el resto del día. Pero… ¿qué colchón elegir entre taaaantas
opciones disponibles? En esta nota te ayudamos a resolverlo.

 

Lo primero que tenés que saber es que no siempre el colchón más caro es el mejor. Debes
saber elegir cuál el adecuado para vos y, para que te sea más fácil, acá te dejamos las claves a
tener en cuenta.

¿De espuma o de resortes?

Existen varios tipos de materiales y cada uno presenta especificaciones técnicas diferentes,
pero olvídate de ellas. Ningún material es mejor que otro, sino que uno de ellos será mas o
menos recomendable según tus necesidades y preferencias.

¿Firme o blando?

Lo ideal es un punto intermedio: ni muy duro ni demasiado blando, esto significa que debe ser
lo suficientemente adaptable como para tomar las curvas de la espalda sin hundirse
demasiado. Sin embargo, también depende de tu peso (a mayor peso, más firme deberá ser el
colchón) o de los problemas de columna que necesites solucionar. Lo ideal es que vengas a
probarlo al local o nos consultes para que te asesoremos adecuadamente.

El tamaño.

Tu colchón debe tener un tamaño apropiado para que puedas moverte libremente durante la
noche. Una manera de asegurar esto es elegir un colchón que sea 10 cm. más largo que tu
estatura (o que la estatura de la persona más alta, si vas a dormir acompañado) y un colchón
de 1 plaza si vas a dormir solo, pero siempre uno de 2 plazas o mayor si vas a dormir
acompañado de tu pareja o de tus hijos.

Las medidas entre las que podés elegir son:

  • 1 plaza (80×190 cm).
  • 1 plaza y media (90 x 190 cm.)
  • Twin (100 x 190/200 cm.)
  • Queen Size (160×190/200 cm.)
  • 2 plazas y media (180 x 200 cm.)
  • King Size (200×200 cm.)

Y para terminar te preguntamos… ¿en qué posición dormís?

¿¿De verdad?? Si si… finalmente, pero no menos importante, además del material, la firmeza y
el tamaño del colchón, es interesante evaluar cómo duermen las persona que lo va a usar.

 Si dormís boca arriba, te aconsejamos un modelo más firme.

 Si dormís de costado, uno más flexible para que se adapte a la cadera y hombros, que
son los que van a estar apoyados sobre el colchón mientras dormís. Si dormís acompañado, evaluar la posición de los dos y elegir uno intermedio.

Si después de leer esta nota, todavía no estás seguro sobre qué colchón es el mejor para vos,
escribinos por WhatsApp ¡y lo resolvemos juntos!

No Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *